Conoce todo lo que necesitas saber sobre radiofrecuencia

En la actualidad, mujeres y hombres se preocupan por su apariencia física. La vejez y la flacidez son factores que afectan no sólo la apariencia, sino también la autoestima y, aunque el envejecimiento es inevitable, podemos conseguir su retardo con hábitos saludables y algunos tratamientos que nos ayudarán a estar y sentirnos mejor. Tal es el caso de la radiofrecuencia.

La radiofrecuencia es una técnica que puede ser utilizada en todo el cuerpo y que posee grandes beneficios. Se trata de aplicar ondas electromagnéticas en la zona a mejorar que ayudan a disminuir los efectos de los años y la gravedad.

 

Beneficios de la terapia radiofrecuencia

  • No es una terapia dolorosa.
  • No es invasiva y permite que el que la reciba se incorpore rápidamente a sus actividades diarias habituales.
  • Las sesiones son rápidas y sencillas.
  • Poseen un efecto rejuvenecedor.
  • Ayuda a mejorar los tejidos corporales y faciales.
  • Perfecciona significativamente las estrías y la celulitis.
  • Permite corregir el aspecto físico, haciendo que tu cuerpo tenga una apariencia más esbelta.
  • Es un excelente tratamiento para quemar grasa y eliminar adiposidades.
  • Limpia y activa las células epidérmicas (capa superficial de la piel), mejorando así la elasticidad.
  • Es un gran tratamiento que funciona como relajante muscular.
  • Ayuda a tratar el acné.
  • Es un tratamiento que previene la alopecia y fortalece el cabello.

 

¿Cómo se realiza este tratamiento?

Este tratamiento es muy sencillo, se realiza por sesiones, y generalmente, antes de iniciar la sesión se toma una foto corporal del paciente. cCon la finalidad de observar los resultados y se marca la zona a tratar con un rotulador de cirugía.

Luego se coloca en el área a tratar un aceite, para posteriormente emplear la energía que se aplica a través de un cabezal. Rotándolo de manera constante sobre la piel y finalizando la sesión con la colocación de un gel refrescante de aloe vera.

 

¿Cuál es el número de sesiones recomendadas?

El número de las sesiones recomendadas dependerá de las necesidades de cada individuo y del criterio profesional, del área a tratar y su afección.

Por lo general, se recomiendan entre 4 y 6 sesiones si se va a aplicar en el rostro y de unas 6 a 10 si el tratamiento es en otra parte del cuerpo.

 

¿Se pueden obtener resultados rápido?

La radiofrecuencia es un tratamiento con el que se pueden obtener resultados rápidamente. Incluso desde la primera aplicación. Y en el rostro ya con la tercera sesión se puede observar la disminución de las líneas de expresión. Con la mejoría en la flacidez de las zonas del cuello y párpados.

La efectividad del tratamiento se debe a que el calor que produce, estira la piel y actúa con un efecto rejuvenecedor.

 

¿Qué dura una sesión?

La duración va a depender del área tratada. Por lo general si el tratamiento es facial. Puede durar, entre 25 y 30 minutos y en el cuerpo de aproximadamente entre 60 y 90 minutos. El tiempo de permanencia en cada sesión. Además de depender de la extensión de la zona a tratar, también dependerá de las condiciones de cada individuo.
Para más información puede visitar el sitio: Radiofrecuencia en Costa Rica.
 

¿Cada cuánto puedo realizarme estas sesiones?

El intervalo ideal para la realización de cada sesión, por lo general es de unos siete días, pero también dependerá de otros factores, como lo es la sensibilidad de la piel a tratar con el tratamiento.

En tal caso, pueden aplicarse cada diez o quince días y también, con pausas inferiores a los siete días. Aiempre teniendo en cuenta que los efectos acumulativos pueden reducirse, si los tiempos de aplicación de la radiofrecuencia son menores a tres días.

 

Riesgos

La radiofrecuencia es un tratamiento no invasivo que no daña la epidermis. Sin embargo, se suele sentir un poco de calor luego de terminada cada sesión durante unos minutos. Además de presentar un poco de enrojecimiento en la zona tratada que suele desaparecer en poco tiempo.

Son pocos los casos en los que se han presentado incidentes adversos cuando existe fragilidad capilar significativa. En tales casos, se han observado pequeñas equimosis (moretones) que no suelen ser graves.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*