Beneficios de la terapia de masaje para la diabetes

Hoy día se están prescribiendo sesiones de masajes a personas diagnosticadas con diabetes. Ya que muchas veces esta terapia ha demostrado mejorar la calidad de vida en pacientes con esta enfermedad. Cuando están claras las circunstancias de la condición de un individuo. La terapia de masajes puede ser efectiva en el mejoramiento de la salud y la prolongación de vida en un diabético. (Fuente: Yoram Yasur)

Las investigaciones realizadas por diversas universidades muestran que la masoterapia puede ayudar a reducir el azúcar en la sangre. Más que todo en edades tempranas, como en niños que padecen de diabetes mellitus. Además estos estudios llevados a cabo recientemente nos demuestran también que al bajar los niveles de estrés. Y aliviar el organismo, contribuye a disminuir el azúcar en los diabéticos adultos y jóvenes.

La publicación hecha sobre este tema, resalta que un grupo de niños diabéticos fueron tratados con masaje durante un período de 30 días. Sorprendentemente los efectos fueron muy positivos, ya que le ayudó a bajar los niveles de ansiedad y depresión. Esto a su vez ayudó a que los niveles de azúcar se redujeran considerablemente. El organismo de estos niños absorbiera la insulina mucho mejor debido al incremento en la afluencia de la sangre. De esta manera es cómo podemos ver que la terapia del masaje puede aportar bastante como un tratamiento complementario para este padecimiento.

Sus principales beneficios

Incremento de la circulación sanguínea:

Esta es una condición muy común en todos los pacientes diagnosticados con diabetes. Y suele retrasar el proceso de cicatrización. Cuando hay exceso de azúcar en el flujo de la sangre, esta puede dañar estructuras y funciones que realizan los vasos sanguíneos. Lo que a su vez representa un debilitamiento en el transporte de este líquido vital para nuestro cuerpo.

Entonces, cómo se puede promover una mejoría en este causa de la diabetes. Bueno pues ejerciendo presión constantemente en los tejidos suaves de la piel. Mediante masajes que puedan estimular la afluencia de sangre. Lo que a su vez facilita el traslado de oxígeno y nutrientes a los distintos tejidos del organismo. Este aumento en la circulación de la sangre permite que las células tomen la insulina y le saquen más provecho, controlando así la glucemia.

Ayuda a un mejor movimiento de los músculos:

Como ya se ha mencionado, la diabetes deteriora la circulación sanguínea, provocando que los músculos se debiliten y presenten calambres o rigidez, de esta manera restringiendo la movilidad.

La terapia de masaje aplica cierta presión en los tejidos blandos como tendones, ligamentos y músculos, ayudando a mejorar la flexibilidad. E incrementando la presencia de sangre en estas regiones del cuerpo. Por eso es que la movilidad general del cuerpo se ve beneficiada con el masaje regular. Propiciando en los diabéticos una experiencia positiva con este tratamiento.

Salud mental y aumento en el ánimo:

Lidiar con padecimientos crónicos como la diabetes no es tarea fácil para ningún médico. Mucho menos para los pacientes afectados. Esto lleva a las personas a deprimirse y presentar problemas psicológicos como ansiedad o depresión.

Por otro lado, al seguir una rutina tan restringida en comidas, cambio en el estilo de vida y tener en perfecto equilibrio el nivel de azúcar en la sangre. También puede conducir a que se incrementen los niveles de tensión en el cuerpo, lo que a vez se convertirá en estrés. Y la solución más fácil para aliviar esa tensión es con una buena sesión de masajes. Ya que esta promoverá una sensación de bienestar general en el individuo que padezca de diabetes.

La masoterapia quita la ansiedad, alivia el estrés y nos relaja completamente. De esta manera es como se contribuye a mejorar la salud de los pacientes física, social y mentalmente. Otorgándoles posteriormente una vida plena y libre de estrés.

Alivia la neuropatía:

Esta condición se presenta comúnmente en diabéticos. Un masaje a tiempo y suministrado de forma suave puede reducir los síntomas que ocasionan:

  • hormigueo
  • dolor
  • y ardor en regiones periféricas del cuerpo como los pies, las manos y los dedos.

Con un simple masaje debajo de las rodillas, las manos o los pies se pueden aliviar los dolores que originan la neuropatía. Ya que el flujo sanguíneo se ve aumentando.

Precaución

Generalmente después de un masaje se puede observar una disminución en los niveles de azúcar de entre 20 a 40 puntos. Esto deberá tenerlo el terapeuta muy claro, porque es experto, sin embargo, hay que medir siempre antes de empezar la sesión. Esto para asegurar que durante la aplicación de masaje no exista una caída significativa.

Algunos síntomas que puede percibir el paciente después de una sesión de masajes son:

nerviosismo, latidos de corazón acelerado, hambre excesiva o taquicardia. Ya que el nivel de sangre baja hace que se suscite todo esto inmediatamente.

Si el terapeuta llega a notar alguno de estos síntomas o el paciente se lo hace saber, deberá tomar medidas inmediatamente. Dándole una cucharada de miel o algún aperitivo azucarado para aumentar el azúcar nuevamente y reducir los síntomas de la hipoglucemia.

Usted tiene que pedir el consentimiento de su médico antes de poder incluir esta terapia entre su plan de tratamiento. Ya que estos beneficios no son respaldados por estudios científicos del todo. Haciendo difícil que un especialista en medicina convencional le aconseje como:

Seguir emprendiendo la terapia al punto que usted logre controlar la azúcar en la sangre. O contrariamente cómo evitar los cambios drásticos que pueda sentir.

 

Diabetes


Comments are closed.