Beneficios e importancia de la Sábila

La sábila, también conocida como aloe vera es una planta ancestral con numerosas propiedades, cuyo potencial se encuentra en el gel de apariencia traslúcida y gelatinosa que contiene internamente en sus hojas, el cual posee un alto contenido de vitaminas, proteínas, minerales esenciales, enzimas y aminoácidos.

 

Importancia de la sábila

Su valor se basa en sus contribuciones para el mejoramiento de la salud, razón por la que es solicitada para elaborar diversas aplicaciones cosméticas. Y también muy utilizada por sus aportes a nivel medicinal y nutricional. Su uso se ha extendido de forma abrumadora, conociéndose en prácticamente todos los rincones del mundo.

La versatilidad convierte a este producto natural en milagroso. Se le adjudican increíbles propiedades curativas, aunque su explotación industrial tenga mayor énfasis en los beneficios para la belleza. Después de esto querrás incluir esta planta en tu diario vivir.

sabila-beneficios

Beneficios para tu salud y bienestar

Su utilidad es muy valiosa para nuestro cuerpo. Podemos aprovechar la sábila utilizándola externamente o consumiéndola. Veremos a continuación algunos de los aspectos en los que su poder medicinal mejora nuestra salud:

  1. Para la prevención de la diabetes: ya que disminuye el azúcar en la sangre debido a su contenido de glucomanano, una fibra dietética soluble (polysachharide), la cual es responsable de reducir los niveles de glucosa. Además ayuda a disminuir el colesterol y mejora la circulación.
  1. Su consumo sirve como un eficaz antihistamínico y dilatador de los bronquios: reduciendo significativamente problemas respiratorios y el asma.
  1. Mejora la digestión: cuando se disuelve en bebidas o se come en trozos, favorece la absorción de los nutrientes. Ayuda en el proceso de asimilación de los alimentos. Es considerada una gran aliada para mejorar problemas del aparato digestivo tales como el síndrome de colon irritable, estreñimiento, reflujo ácido, lo que a su vez elimina gérmenes dañinos y actúa como un reconstructor de la flora intestinal.
  1. Fortalece el sistema inmunológico: activando y fortaleciendo las defensas del organismo. Para adaptarnos mejor a los cambios que se producen en nuestro entorno y haciéndonos más resistentes frente ataques de virus, hongos y bacterias. Esto se logra gracias a los polisacáridos (biomoléculas con funciones relacionadas a reservas energéticas y estructurales), los cuales son los responsables de estimular los macrófagos en la sangre (mejor conocidos como las células blancas).
  1. Para el cuidado de la piel: sus propiedades humectantes y regeneradoras resultan ideales para mantener la belleza de la piel. Además es útil para tratar algunas molestias o afecciones que puedan surgir en ella. En quemaduras actúa como un analgésico, alivia las irritaciones y es muy eficaz para suavizar el aspecto de la piel con poderes cicatrizantes.

Mejora otras condiciones como el acné y es un poderoso antiséptico para higienizar la piel y eliminar células muertas.

  1. Es un depurativo perfecto: sus propiedades purificadoras permiten eliminar toxinas y todo lo que el cuerpo no necesite.
  1. Ayuda a deshacerte de la grasa: que se va acumulando en algunas partes del cuerpo, por eso es también ideal para bajar de peso.
  1. Es un extraordinario antioxidante: y combate el cáncer, principalmente el rectal y de colon.
  1. Incrementa el rendimiento cardiovascular y la resistencia física.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*